Thursday, December 09, 2010

Ches!


1. Hay un capítulo muy gracioso en esta serie que era tan bonita que se llamaba Mad About You (digo “era” porque dejó de serlo apenas los protagonistas tuvieron un hijo y todo se volvió aburridazo). En este capítulo, Paul y su primo Ira van en bus y se topan con una persona a la que creen embarazada y le ceden el asiento. Luego se enteran que esta persona no estaba embarazada y ups, era un hombre con una voz muy agudita. Algo semejante me sucedió el otro día. Iba yo en el Metropolitano cuando vi a una mujer con panza. Sin embargo, su barriga no era tan prominente como la de una embarazada. “¿Tendrá pocos meses de gestación o simplemente se le pasó la mano con el tacu tacu?”, pensaba. Entonces decidí cederle el asiento porque supuse que ya sea porque estaba embarazada o porque se le pasó la mano con el tacu tacu, semejante barriga necesitaba descansar. Le cedí mi asiento y ella se negó. Deduje entonces que su prominente abdomen era resultado de alguna comilona.


2. “Hoy voy a hacer dieta. Hoy voy a hacer dieta. Hoy voy a hacer dieta”

Llego a la oficina y oh sorpresa! Kekitos navideños para todos.

“Mañana voy a hacer dieta. Mañana voy a hacer dieta. Mañana voy a hacer dieta”.


3. “¡Qué cantidad de carros!. ¡Qué asco! ¡Ahh, hace diez minutos que no avanzamos!. Mejor me bajo del micro y camino”. Y camino. Y camino. Y me encuentro con una manifestación. Entonces me detengo y espero que pase la manifestación. Luego el policía no nos deja cruzar porque prefiere que pasen los autos. Y luego de estar atrapada por carros y por gente, veo a lo lejos el micro del que me bajé. Lo veo avanzar y me pongo verdecita de la ira.

Thursday, December 02, 2010

Así es

Lo que se escucha
Llego a la bodega que está en mi barrio. Le digo al señor bodeguero “buenas noches” y le cuento que voy a sacar plata del terminal BCP. El señor bodeguero me dice que ya, pero que el sistema está lento. Y yo le respondo que no hay problema y que esperaré. Mientras tanto, pongo el panetón que me han regalado sobre el aparador. El panetón lleva la marca Bianchi, nunca antes vista o escuchada.
Entonces ingresa un muchacho con la típica pinta de chico vivazo del barrio. Camina como bailando, pero supongo que así caminan los chicos vivazos. El chico vivazo ve el panetón Bianchi sobre el aparador de la bodega y grita:
-“Manya! Panetón Bianchiiii! Ese panetón es buenaaaazoooo. Cholo, ¿a cuánto está?”, le dice al bodeguero mientras pone sus manos vivazas y reggaetoneras sobre el panetón Bianchi.
-“No está a la venta. Es de la señorita”, responde el señor bodeguero.
-“Amigaaaaa”, grita el chico vivazo, “amigaaaa, ¿cuánto te ha costado tu panetón”?, dice.
-“Nada. Me lo han regalado”, le digo.
-“Ahhh! Es que ese panetón es buenazoooo”, dice otra vez y empieza a sacarme de quicio. Pienso por dos segundos en regalarle el panetón Bianchi para que deje de joder, pero de ahí reparo en que no es justo, que yo también quiero disfrutar el panetón Bianchi y comprobar si tanto entusiasmo es cierto.
-“Señorita ¿y va a comer su panetón con mantequilla?, pregunta el señor bodeguero.
-“Ah?...esteeee no” respondo empezando a ponerme nerviosa (o el panetón Bianchi es el más popular de la historia o algo rarazo está sucediendo en la bodega).
-“Que le vaya bien señorita, con su panetón”, dice el señor bodeguero.
Y me voy. Nerviosa, obvio.

¿Se han fijado?
- Que todas las voces empleadas para el doblaje de series o películas al español son exactamente iguales. Yo creo que los señores que hacen doblaje son cinco o seis y chambean como mierda.
- Que muchas mujeres juntas son una combinación explosiva y peligrosa.
- Que la navidad comienza en noviembre? Qué asco.
- Que todo el mundo dice que el café instantáneo es horrible pero igual lo toman?
- Que ya nadie se pasa papelitos en las clases? Ahora el chisme y el raje va por el chat del fb.
- Que los hombres verdaderamente sexys son aquellos que jamás usarían una palabra como “sexy”.