Monday, June 14, 2010

Años

1. El viernes celebré el santo de Kara primero a ritmo de boleros y luego en un lugar muy raro que me hizo volver al Cusco de los 90´s, al menos mentalmente. Ella ha escrito algo muy lindo sobre su amá y el acto de nacer. Es lunes y no tengo ganas de escribir nada lindo, solo le voy a decir a Kara (porque sé que lee este blog) que me siento muy contenta y afortunada de haberla conocido y me gusta que no se asuste de los disparates. Le tengo un cariñete especial. Similar al que, supongo, tendría por una hermanita menor un poco loca.

2. Pocas cosas más admirables que aquella gente con las cosas claras. A raíz del Mundial, escuché que un jugador brasileño siempre supo que sería eso, un jugador, desde niño. ¿Cómo alguien puede tener sueños tan nítidos? ¿Cómo consiguen hacerlos realidad? Hace años que sueño con: 1) toparme con uno solo de los Rolling Stones y robarles el secreto de la eterna juventud y 2) ganarme la tinka. Y naca la pirinaca. Pero naca, eh

3. ¿Qué estabas haciendo durante el Mundial pasado? No recuerdo. ¿Y el anterior? Tampoco. ¿Y el otro? Junté mi álbum de figuritas y escribía arengas por mis equipos favoritos en las pizarras.

4. Hace poco conversaba con una amiga que cuando era más chica me faltaba tantita desfachatez y prefería quedarme calladita y sufrir en silencio antes que decir lo que pienso. Hoy estoy en capacidad de decirle a alguien: “no te entiendo. Me pareces pretencioso” o “estoy aburrida. Adiós!”. Ahora entiendo por qué las viejas son tan frescotas.

5. Desde hace dos semanas los domingos han dejado de ser esos días horribles y angustiosos que preceden al lunes. Ya no importa si no hiciste la tarea o no terminaste de armar tu maqueta sobre el templo Wari. Estos domingos se han vuelto cinemeros y tertulones. Con almuerzos largos y divertidos. Con sol o sin él. Con gente nueva que te cuenta historias alucinantes. Con gente de siempre que te hace reír. Tan bonitos son que no dan ganas de que terminen y se inicie una nueva semana. Así de bonitos son.

1 comment:

kara::kara said...

oh menchis! se me acelera el proceso digestivo solo por la mención de este ser infimo en tu blog :D
que emoción carajo!

Y bueno, respecto a los sueños nitidos nitidos como que tampoco me pasaba, salvo porque en quinto de secundaria se me dio por el arte pero me encontró primero la maternidad. En fin, también quiero sacarme la tinka.