Friday, May 14, 2010

Viernes de listas
Cosas que había olvidado por completo y de pronto he recordado y me han dado harto que pensar:
1. Las cabinas de Discocentro de Larco. Entrabas, te ponías los audífonos y escuchabas los discos o cassetes (oh sí) que querías comprarte.
2. El tocador de mi tía Nelly. De pronto, he recordado lo bonito que era, su textura y cómo me servía para mis juegos infantiles.
3. El olor a suavizante. Es cierto lo que dicen en el comercial: la ropa con suavizante parece siempre recién lavadita.
4. Los jabones de glicerina. ¿Es solo mi impresión o son locazos?
5. El café con leche. Tomarlo me lleva a mi infancia, pero no sé exactamente por qué ya que de niña no me dejaban tomar café.

Ganas de:
1. Los guisos de Emilia, las pastas hechas en casa de mi viejo, el ajiaco de mi suegra, el ají de gallina de mi roommate, arroz con pato de Fiesta, carne mucha carne de El Hornero, la sopa maravillosa del “Chifa de mi santo” y una torta de chocolate. Todo junto. Y el mismo día.
2. Un día completo en blanco. Sin pensar, sin ordenar, sin pendientes (osea, asuntos pendientes, no me refiero a los aretes. Los aretes son "bien").
3. Un paseíto ¿no?
4. Que me engrían. Sep.
5. Que desaparezcan todas aquellas personas que tocan la bocina, gritan o hacen bulla antes de las 10 am.