Friday, April 30, 2010

Au!

Existen cosas, muchas cosas, que me afectan físicamente. No, no una chanfainita de la tía veneno. Tampoco las hamburguesas de Bigote.

En estos días mis problemas tienen que ver básicamente con dos afiches que se repetían por toda la ciudad. Uno anunciaba al grupo Aventura y el otro a Arjona. Al mirarlos, me ponía mal. Sentía algo en el estómago (y no, no eran mariposas), algo como náuseas, como cuando comes algo muy muy pesado y te arrepientes de haberle echado tanto ají.

No puedo con los patas de Aventura. Sus cejas depiladas, su mirada de lado, sus caras de “mm, sep, qué ricos somos”. Cuando los veo me invade el malestar, la furia, las ganas de buscarles y sacarles la mierda.




Y bueno, Arjona. Está Arjona. Qué puedo decir sobre este individuo…Su pelo eternamente mojado, la camisa abierta, la mirada de ensoñación. Y eso que solo estoy describiéndolo físicamente. Oírlo cantar es similar a que te pateen las bolas o las tetas o cualquier otra parte sensible de tu cuerpo. Sin embargo, creo que lo que me produce mayor desazón es que este tipo -que dice que va a poner el Concierto de Aranjuez porque es su primera vez- llene estadios, que haya gente emocionada con ir a verlo, que compre sus discos. Suma de factores que causan desazón o, como diría alguien que conozco, “causa impresión”.



Pero esta semana no se limitó a ver los afiches y sentirme mal. Esta semana tuvo un plus pues decidí hacer algo con mi cuerpo (saaaaooo). Decidí llenar una parte de este con tinta. En suma, fui a un estudio de tatuajes y me hice uno. Debo decir que esperaba sufrir, llorar, maldecir, pero no estimados lectores, nada de eso sucedió. Y creo que es en parte porque algunas mujeres estamos acostumbradas a ciertos dolores. Lo digo sin temor a equivocarme: hacerte un tatuaje duele mucho menos que hacerte la cera. Hacerte un tatuaje es casi casi similar a una limpieza de cutis hecha por alguna cosmiatra nazi.

Hacerte un tatuaje es como que te pellizquen mucho y se diviertan haciéndolo.

Pero nadie te dice qué viene después. Resulta que sí, el tatuaje es una suerte de herida y en vez de soltar sangre botará la tinta que le sobra. Sep. Ya van dos días y parezco niña de inicial con blusas manchadas de tinta. Me siento un fuckin calamar que va dejando sus huellas negras por donde va. Pero sobre todo, me siento contenta con el resultado. Y eso es lo que importa ¿no?

Sunday, April 18, 2010

He pasado dos horas frente a esta computadora ordenando correos y corrigiendo textos. Dos valiosas horas que he podido emplear en algo mejor, principalmente porque no se trata ni de los correos que me gustan ni de mis textos. Dice el comercial que el tiempo vale más que el dinero y si no se tratara del comercial del mismo banco con el que estoy endeudada por 20 años, sonreiría.

*******

He ido a ver el mar porque tenerlo tan cerca y no visitarlo está mal. Hay que disfrutar. Hay que tontear. Hay que mirarlo sin decir nada y escuchar las olas que revientan y envidiar a los surfistas sin miedo a caer. Hay que reír y hay que fumar y beber y volver a reír.

*******

Fin de semana de bodas. He estrenado vestido y zapatos y no morí en el intento. Un arlequín (sí, fui a un matrimonio y había un arlequín en el tono) me persiguió para que bailara con él y no pues. Un arlequín es, a su modo, una versión de un payaso y ya sabemos que los payasos y menchis no combinan. ¿Con quién combina un payaso?

*******

¿Y si digo que no quiero? Que no quiero que se acabe el fin de semana, que no quiero trabajar, que no quiero que pase el tiempo, que no quiero despertar por el ruido de las movilidades escolares. ¿Si digo que no quiero y ya? ¿O si digo mejor qué quiero?

Thursday, April 15, 2010

De ti (para ti y mis amigos)



Cosas que me gustan de ustedes manganzonasos queridos:

- De ti me gusta cuando te ríes y sale un gritito que contrasta con tu voz nasal.

- De ti me gusta que siempre tienes información geeky-freaky que me hace reír y pensar.

- De ti me gusta cuando dices: "no te preocupes por las distancias. A mí me encanta manejar".

- De ti me gusta cuando me llamas y me preguntas a qué hora voy a llegar a casa y si todo bien.

- De ti me gusta cuando conversamos en la cocina mientras cocinas con frutas.

- De ti me gusta que me haces sentir protegida cuando salimos.

- De ti me gusta cuando haces que camine por la izquierda de la calle y me cuidas de los fascinerosos automovolistas.

- De ti me gusta que siempre, pero siempre, tienes tiempo para escribirme aunque estés estresadaza.

- De ti me gusta cuando me dices: "menchis, ¿y qué planes para más tarde?"

- De ti me gusta tu ácido, acidísimo sentido del humor.

- De ti me gustan tus pasos de baile.

- De ti me gusta que eres elegantísima y cultísima.

- De ti me gusta cómo te ríes de ti misma.

- De ti me gustan tus detalles como llamarme para ver si estoy bien.

- De ti me gusta tu absoluto desinterés por los asuntos domésticos.

- De ti me gusta que siempre me traes un regalito de tus viajes.

- De ti me gustan tus frases como: "eso es bien", "bien esto" (y su variante: "un poco esto") y el popular "todo sabe a algo".

¿Y de mí??