Tuesday, February 23, 2010

No se van
Yo, que soy una atorrante, siempre quise empezar un texto, o mejor aún, una conversación con la frase: "en un artículo del New York Times...". Pues bien, en un artículo del New York Times hablan del New York de Holden Caulfield (sep, el protagonista de "The catcher in the rye" (y sí, lo pongo en inglés porque me da la gana)). En el texto señalan los lugares que visita este individuo en el libro, algunos ya no existen más y otros simplemente nunca existieron. Pero eso no es lo que importa. Oh, no.
Lo que importa es que los malditos patos no van a ningún lado en invierno. ¿Ah? ¿De qué estás hablando Willis? Holden Caufield lanza la siguiente interrogante:
"You know those ducks in that lagoon right near Central Park South? That little lake? By any chance, do you happen to know where they go, the ducks, when it gets all frozen over? Do you happen to know, by any chance?"
Y en el artículo del NYT dicen que los patos, no importa el frío que haga, siempre están ahí. No se van a ningún lado, Holden. Lo dice una señora Miller que trabaja en el parque hace 26 años y, bien cagona ella, cuenta que siempre vio a los patos ahí, incluso cuando el agua se convierte en hielo. Ahí están los patos sentados y cagándose de frío.
Los patos no se van.

Y después de este descubrimiento, creo que hoy me siento un poco como aquella Nochebuena en que, escondida, vi a mis papás envolviendo los regalos y supe que Papá Noel y la cartita escrita con tanto cariño, en realidad era leída por mi apá y mi amá. Así me siento hoy.

6 comments:

kara::kara said...

Alaaaa noooo Carmennn por queeee

santos patos congelados batman!

Anonymous said...

No, no creo que sea cierto. Porque yo que soy atorrante y no sólo empiezo frases diciendo "en un artículo del NY Times", sino que digo de saque: el otro día que pasé por ahí no había patos. Así es Carmen, ni el otro día ni en ningún inverno de NY he visto patos en la laguna. Y la tipa puede decir lo que quiera, pero para mí que es una mentirosa.
Los patos se van, lo que sí hay son gansos, pero él nunca pregunta por gansos, y si la tipa es tan sonsa como para confundir un pato con un ganso... pucha, no sé qué decirte, capaz vio patos pero en el zoológico que queda por ahicito no más.

Anonymous said...

PRIMIS ESO ES UNA MENTIROTA!!Mira no me consta que los patos del central park no se vayan ya? (aunque no los culparia si se quieren quedar a ver el NY fashion week jua!) pero lo que si te puedo decir y recontra jurar es que los patos del norte migran y vuelan y vuelan al sur y de ahi en primavera regresan a casa con sus hijitos que recien nacieron el invierno pasado. Eso lo vi y lo vivi en Canada. Tierra donde los patos salvajes estan protejidos y hacen lo que se les da la gana porque nadie puede hacerles nada. Asi que arriba ese animo y deja que tu corazon siga volando. CUA!!. La Primis.

Lizio said...

Pero justo de eso se trata "The catcher in the rye", de descubrir que los patos no vuelan a ningun sitio ni en verano ni en invierno. Menchita no te sientas como el protagonista porque aun descubriendo que tus papas eran "Santa", igual los seguiste queriendo y jugaste con tu regalo navideño...no?
No dejes que Sallinger te deprima hasta volverte un Mark Chapman.
Saludos desde Chaclaland

Pierre said...

xDDDDDDDDDDDd

=D

menchis said...

entons, los patos se van. Ya decía yo. Se tenían que ir a algún sitio precisamente porque no son ganzasos pe.