Monday, February 15, 2010

Lunes
He dormido 16 horas. Dormí y me sentía borracha de sueño.

Confirmo mi teoría que el verano es para la gente con dinero. Los pobres debemos trabajar bajo el sol, viajar en autos sin aire acondicionado y en oficinas en las que no sabemos si es de día o de noche. No tengo ventanas, no sé si afuera el sol ha salido o el cielo está como siempre. Me siento un pollo de San Fernando y aquí no entra el chiste de la doble pechuga.

Las playas en Lima están repletas el fin de semana. Cientos de bañistas que dejan la oficina y se pelean las olas en el mar y yo me siento como Mafalda cuando le entra asquito al comparar la gente en la playa con los fideos de las sopas.

¿Y entonces por qué voy a la playa? Porque me gusta el sonido de las olas y admirar a los surfistas que, a diferencia de quien escribe, no le temen al mar y fua fua se lanzan y lo dominan como si nada. También me gusta ese exacto momento en que la gente desaparece y quedan cuatro o cinco gatos en la arena que miran el mar como bobos. Me gusta morirme de calor y sentir el primer contacto con el agua que tanto refresca. Me gusta tomarme una cerveza heladísima y fumarme un cigarrito o dos. Me gusta quedarme dormida en la arena y despertarme asustada.

1 comment:

Anonymous said...

Oh primis! Que rico es hablar del verano y de la gente chachi guay que puede disfrutarlo sin asco las 24 hrs del dia durante todo lo que dura del verano. Aca en Madrid los veranos no son un asquito, son un ASCO con todititas sus letras. Porque ya me diras que verano es este de estar a 40 grados(si si misma cancion de Magneto JUA!) y sin mar dime tu!. No pues!! Asi no juega Peru! Hoy en cambio en Madrid ha nevado y tu primis esta que esparce mocos por doquier como para que no quepa duda que la primis deja huella donde ella pasa...eso me sono a salsa a que si? jiji LA PRIMIS