Thursday, November 19, 2009

Cositas varias (y ricas)
1. Quiero ver Paranormal Activity cuanto antes. Creo que nuevamente lloraré de miedo (Cuando una película me da muchísimo miedo, lloro. No grito, no salto. Lloro). Míralo:


2. Las vacaciones en casa me han dado una interesante visión de la vida diurna en mi barrio: el borrachito del barrio trabaja de día (supongo que para costearse el trago de la noche); las señoras amas de casa salen de sus hogares con ropa deportiva. Debajo de esta albergan el deseo de recuperar la figura de hace veinte años. También he visto a las movilidades escolares llegar y a las mamás esperando a sus hijos en la puerta. Me gusta esa imagen. Me recuerda lo bonito que era volver a casa luego de la escuela. Lo rico que era encontrar tu comida servida y lista para devorar. Quitarte el uniforme y ponerte la ropa “de calle”. Ver dibujos animados tomando leche con Milo y así y más.

3. Vacaciones de hallazgos. Música boni, libros por acabar, sesiones de Guitar Hero y pelis de temer. Vi Funny Games U.S. Mala idea. Desde entonces ando un poco (más) paranoica y creo que mis días están contados.

4. Reencontrar a los amigos extraviados siempre será un placer. Solo igualado por las conversas y las chelas a media semana y los cebichitos sabatinos.

5. Me asusto de mi misma cuando me pongo tan contenta al terminar la limpieza del hogar. Según mi amiga tantas veces citada en este blog, es absolutamente normal y existe una explicación psicológica muy interesante al respecto que no pienso reproducir porque no me da la gana.

6. Al igual que mi amiga tantas veces citada en este blog: “Quiero ser millonaria”.

7. Diciembre será genial: visitas de amigas y familiares que viven muy lejos y miles de cosas por contar. Una lástima que no me guste la Navidad. Será "pa la vuelta choche".

2 comments:

comopreparar-unté said...

Me has conmovido con tu lectura fresca y coloquial, si, es complicado habitar este planeta teniendo seres semejantes a nosotros, comparto muchas de tu apreciaciones y te apoyaré si haces alguna protesta por todas las cosas que te molestan en la vida.

Anonymous said...

Ay my darling, no te rebeles contra el orden y no dejes de explicar sus cualidades terapéuticas, tú sabes que quieres, no?
Yo también extraño la vida del colegio, sobre todo cuando recuerdo que en esa época pensaba que luego sería todo de bajadita. Tener esa certeza hacía que todo se proyectara tan fácil luego; tamaña equivocación carambas!
A mi creo que me gustaba más el Nescao que el Milo, puede ser??