Tuesday, October 20, 2009

Hoy
Hoy vi a un hombre muerto en la esquina de mi casa. Había policías y dos autos detenidos. Supongo que fue atropellado. No había sangre alrededor y el cadáver estaba cubierto con una tela plástica que decía Tuberías Pavco. Creo que nadie, por más hijo de puta que sea, merece morir cubierto de una tela que diga Tuberías Pavco. Uno debe morir en paz. Si se puede, rodeado de quienes te quieran. No jodas. No puedes morir antes de llegar a la botica a comprar aspirinas para la resaca. Tampoco si estabas rumbo a la panadería para recoger la torta de cumpleaños de tu hijo. Así, simplemente, no se muere.

**

Hoy una amiga (sí, la tantas veces citada en este blog) me ha escrito un mail muy bonito en el que me cuenta sobre las canciones que le gustan y los olores. Una relación extraña que no quiero detallar aquí. El asunto es que su mail me hizo pensar, en realidad, reflexionar sobre el poder de las cosas bonitas. ¿Tenemos las personas necesidad por las cosas bellas? No me refiero a una florecita que eso es bello pero digamos básicamente bello. Tampoco tiene que ver con libros de autoayuda, películas con happy end (que es final feliz y no aquello que estás pensando) o canciones tralalá. Me refiero a canciones, películas, lecturas, imágenes que te hagan sentir bien, satisfecha, con ganas de seguir adelante y no atravesarte en el camino de un tractor. ¿Son necesarias para vivir o ya mucha pastrulada?

**

Quiero cosas lindas!! Me regalas??

2 comments:

Anonymous said...

Claro que sí necesitamos cosas lindas, sin las cosas lindas el vacío sería demasiado grande.
Ayer que iba en el tren a toda velocidad escuchando músiquita linda (que olía a cielo despejado) veía que las hojas de los árboles se han puesto tan lindas, rojas, amarillas, verde limón. Me parecieron tan malditamente bellas que sentía que la cabeza me iba a explotar, y flush una gota salió de mi ojo. Jeje, me reí, por un momento había pensado que era sangre.

menchis said...

Amiga tantas veces citada en el blog: No recuerdo en qué película...sí ya me acordé, es en Belleza Americana. El chico este que filmaba las bolsas (se supone que todo eso de la bolsas era muy poético, pero como recordarás, yo asociaba esa escena a la bolsa asesina, ¿te acuerdas? y como que la esencia poética se iba a la mierda) dice algo que viene totalmente al caso: "It was one of those days when it's a minute away from snowing and there's this electricity in the air, you can almost hear it. And this bag was, like, dancing with me. Like a little kid begging me to play with it. For fifteen minutes. And that's the day I knew there was this entire life behind things, and... this incredibly benevolent force, that wanted me to know there was no reason to be afraid, ever. Video's a poor excuse, I know. But it helps me remember... and I need to remember... Sometimes there's so much beauty in the world I feel like I can't take it, like my heart's going to cave in."
La frase final lo RESUME TODO.