Friday, August 21, 2009

¿En qué momento?

"¿En qué momento se me ocurrió usar esa minifalda gris?", me preguntaba mientras veía esa faldita tan ajena a mí en el fondo del cajón. No sé qué me llevó a ponérmela encima de lo que en mi época le decíamos mallas y ahora le llaman leggins.
Le dije a la Ñanga que esa faldita la usé una sola vez en mi vida, en una fiesta de mi primer año universitario. A la Ñanga le preocupó que yo haya usado ese tipo de falditas en algún momento. No me dijo nada.
Encontrar ropa del pasado es extraño. ¿Qué me llevó a comprarme eso?¿Por qué la use para una fiesta? ¿Por qué nunca más la usé y sin embargo, no la regalé? Supongo que es mejor que me pase con la ropa a que me suceda algo con la gente y preguntarme entonces: ¿qué hacía yo con este o esta o estos?
Volver a usar minifalda (aunque no mostrara nada de piel gracias a los famosos leggins) me hizo gracia...Me sentía un poco con Bridget Jones (aunque nunca tan gorda). Solo me faltaba un Hugh Grant que me dijera: "¿Por qué no vino a trabajar la falda, Jones? ¿Está enferma la falda?"

***

¿En qué momento cambió tan radicalmente el mundo de los shampoos? Hace tiempo no me enfrentaba a estos artículos pues le compraba a mis amigos que venden por catálogo. De pronto, parada frente al anaquel de shampoos (y no, no al pelotón de fusilamiento...chiste nerd) me sentí perdida y luego, un poquito furiosa. Escoger un shampoo hoy en día ya no es tan sencillo como elegir entre uno para cabello seco, graso o normal. Nop. Ahora resulta que todo el mundo tiene problemas con sus rizos o sus cabellos lisos. Que si los quieren hidratados, que si los tienen rebeldes, que si se les esponja, que el frizz, que si no quieren que se les vaya el tinte, que si se les quiebra o se les cae, que si se les quiebra, se les cae y además tienen caspa o resequedad o frizz!! ¡Dios!
Tuve que jugar al detinmarín y hasta ahora no sé bien qué me estoy echando a diario en la cabeza porque yo no tengo ni frizz, ni rizos con problemas, ni tinte que preservar.

***

¿En qué momento todas las mujeres decidieron que debían lacearse el cabello? ¿En qué momento se volvió "normal" hacer pública tu vida privada? ¿En qué momento se empezó a elegir los libros que leer por el número de páginas? ¿En qué momento la mediocridad se volvió cool? ¿En qué momento se dejaron de hacer películas maravillosas? ¿En qué momento dejas de reírte hasta llorar? ¿En qué momento alguien decide dejarlo todo y empezar de cero en otro país? ¿En qué momento alguien dice "no más" y se lanza de un puente? ¿En qué momento te das cuenta que morirás solo y que estás esperando con emoción a que venga un testigo de Jehová a tocarte la puerta y tener alguien con quien hablar? ¿En qué momento dejas de soñar y te dedicas a marcar tu tarjeta diariamente? ¿En qué momento te sorprendes hablando de hipotecas y préstamos con los amigos con los que antes hablabas de las mejores canciones del mundo? ¿En qué momento decides venderlo todo y andar descalzo? ¿En qué momento te das cuenta que estás enamorado o que el amor se acabó? ¿En qué momento sientes que por más que te esfuerces nunca serás tan cool?

***


3 comments:

Anonymous said...

Chispas primis, que filosoficas preguntas. La conclusion a la que me hacen pensar tus preguntas es que para que uno haga ciertas cosas en la vida uno simplemente deja de pensar y a veces solo lo hace y la caga pes. Eso me hace pensar que hasta ahora no entiendo como pude tener ciertos cortes de pelo que me hacian tener la cabeza como los jackson 5 en plenos 80's ó como hasta ahora sigo en Madrid para I don´t know why. Si alcanzas a alguna respuesta soplame que yo todavia la sigo buscando. Beshos La primis

menchis said...

Primis! Los cortes de pelo siempre nos llevarán a profundos cuestionamientos y no te preocupes que las respuestas siempre aparecen.

Anonymous said...

Será primis, será. Por ahora dejare que me cresca el pelo y que corra el tiempo. Sep. La primis!