Sunday, May 10, 2009

Los famosos y los 90`s
¿Qué se sentirá ver a un famoso, pero famoso famoso, de verdad? ¿Qué pasaría si de pronto ¡catapum! te cruzas con… John Cusack o ya, para hacerlo mas marketero, con Mr. Spielberg? Yo en cambio hasta ahora no entiendo porque me he cruzado tantas veces con Melcochita en la calle. Cuando era más chica y vivía en el Verde Bosque y mientras daba brincos con unas amigas, me lo encontré y me hizo un coqueto guiño (del que siempre hablo con mi terapeuta…ja). Y desde que me mudé a mi barrio proletario me lo habré cruzado unas dos o tres veces más. A lo mejor el destino quiere que nos unamos. A mi todo el asunto me preocupa, a pesar de ser su fan.
Durante esta semana, la gran Martita me contó que por esas maravillosas coincidencias de la vida se encontraba en un hotel de Miami donde se filmaba una película con George Clooney. Y obvio microbio, lo vio. Me dijo que era un súper churro, que para nada se le veía viejo ni sobrado y yo leía su relato vía msn mientras Lima olía a pescado y la neblina invadía mi cuarto.
Tengo otra amiga que hace algunos añitos ya, me llamó desde la lejana Roma. “Menchis, no sabes a quién acabo de ver?”, me dijo. La niña, cargada con un espíritu heroico que admiro, se fue, cual fan enamorada al cine en el que estrenarían Ocean Twelve (o era Eleven? Ya perdí la cuenta). Claro, no se fue al cine-cine, sino afuerita nomás a esperar, bajo condiciones metereológicas temerarias, a que apareciera Braulio Pito, conocido también como Brad Pitt. Esperó junto con otras temerarias muchachas detrás de la baranda y la clásica alfombra roja. El muchacho Braulio llegó, sonrío y todas se sintieron un poquito más dichosas.
Siguiendo con las internacionales, la amiga tantas veces citada en este blog vió en un bar neoyorkino a un John Cusack tan cochino como churro y, si recuerdo la anécdota correctamente, creo que compartió un par de sonrisitas con ella. (¿Es cierto esto, amiga tantas veces citada en este blog o ya quemé?).
Y para terminar con los famosos, tengo que citar a mi cuñado quien, el año pasado, se tomó una foto con un tímido y amable Michael Stipe (sep, el de REM) en el aeropuerto de Santiago de Chile.
Tranquila Menchis. Ya llegará tu hora.

90’s


Hoy que también se celebra el día de la mamita, me entraron unas ganas locas de que vuelvan los 90’s. Me dieron ganas de usar camisas a cuadros, muchas zapatillas, más botas y tener el pelo largo. Me entró algo así como una nostalgia por esos antros del pasado y el MTV de esos años. Era sencillo pasarla bien con el vodka de contrabando (¿te acuerdas chica tantas veces citada en este blog?). Era divertido soñar con todo. Era patético enamorarse de loosers rompecorazones. Era maravilloso sorprenderse tanto y leer como si mañana mismo me fuera a morir. A veces, consumida por una nostalgia dominguera y treintañera, me gustaría volver a esos 90`s cuando invadía tu casa y la tuya también por horas porque me daba flojerisima volver al Verde Bosque. Disculpen la nostalgia. La neblina, la acidez estomacal y el día de la mamita tienen la culpa.
*En la imagen, Homero creando el grunge. Gracias al blog por su colaborasao.

9 comments:

Anonymous said...

menchis yo me cruce con fito paez en el avion y el saque una super foto con el!!! ademas tengo uan foto con el churrazo de cristian meir cuando todavia no era galan de univision!! ahh y con maitena en la feria de libros del jockey y con alfredito bryce echenique! dime q eso cuenta pe! ademas no te hagas que no conoces famosillos que yo te he visto con el de de cafeta cuba!! seee. la primis

chica said...

Yo perdí la cuenta de las copas de vino con Liniers.

:D

Y me dibujó a Olga.

Tengo fotos pero francamente son un roche! he he

menchis said...

Primis: claro! como olvidar tu foto con Fito si es un clasico! Tu valentia es para aplaudir.

Chica: Qué cosa??? Tomando vino con Liniers? Si tus fotos son un roche, tengo que verlas pues.

R.O. said...

Melcochita? Fito Paez? que suerte comparada con la mia!!!

En mi caso debo decir que una vez ingresaba al Sheraton y habia un monton de chiquillas gritando en la puerta. Como obviamente yo estaba "vestido diferente" (saco y corbata), el personal de seguridad no se hizo paltas y me dejo pasar nomas.. De pronto, justo cuando yo iba a entrar, abren la puerta y salio un enano, que me llamo la atencion por su reloj con brillantes (o diamantes?) y cadenas de oro. Al mismo tiempo que el enano con pinta de piraña pasaba por mi lado (incluso palpe mi billetera en signo evidente de inseguridad), vi algo parecido a un brassier volar cerca de mi mientras los gritos se convirtieron en chillidos euforicos. Obviamente pense que era por mi, pero no, el destino le jugaria una mala pasada a mi ego.. el enano en mencion era un tal Daddy Yankee, una especie que lamentablemente todavia no esta en extincion.

Otra vez tambien fui casi atropellado por Solano en el aeropuerto (que culpa tengo yo que estuviese por perder el vuelo????)

A ver cuando me cruzo con Rachel Welsz!!! (prometo mandar pizzas por una semana a la casa de Menchis el dia que eso pase)

menchis said...

R.O: Daddy Yankee??? Cuando hablabas del enano pensé que se trataba de Nelson Ned o de Gary Coleman recordado como el pequeño Arnold de Blanco y Negro.

Anonymous said...

Rachel Welch, la tía Revlon??? Un año que fui por un "intercambio estudiantil" repartía limonadas en un restaurante de Florida y la tía me dejó 2 dólares de propina.
Yo me la alucinaba andando en trapos hechos jirones como en la pela; naaaaaaaaah, me decepcionó verla tan encopetada...además que ya tiene sus años.

Anonymous said...

Ay Mincha, sí, fue así, hubo ojitos, con Cusak, pero facil estabamos ambos borrachos. Lo que sí hubo 100% segura fue que nos topamos en la puerta del baño, estrellada así pum!
Y como no me voy a acordar del vodka (de litro)y de esos fines de semana... sí, los noventa fueron buenos Carmencita, incluyendo a tu pata de la chompita verde y sucia, no??
No es nostalgia, es que antes en verdad todo era como más bonito, quizá porque eramos como mas tontos...

menchis said...

Anonymus 1: Rachel Welch debería ir siempre con la ropa hecha jirones y no se diga más. Ese es su encanto pe.

Anonymus 2 (a) amiga tantas veces citada en este blog: Ahora que sé que se chocaron en la puerta te envidio más. Sip, éramos más tontitos y por eso, precisamente, más felices.

Anonymous said...

estar en la universidad es una cosa de locosss... nada mas.