Tuesday, January 13, 2009

Lo bueno, lo malo y lo feo



Lo bueno de conocer gente nueva: tienes muchas cosas por descubrir y guardas la esperanza de encantarte con ellas.
Lo malo: escuchar frases como "ah el pata ya tenía sus años, era viejo, como de 30"
Lo feo: que no te encantes con nada de lo nuevo (felizmente no es mi caso).
Lo bueno de hacer dieta: que después de tantísimo sacrificio empiezas a notar que la ropa te queda más suelta y ya tienes el perfecto pretexto para hacer compras alocadas y muy muy descocadas.
Lo malo: que estés en el vestidor sintiéndote regia por las tallas que has bajado y al costado escuches la voz de una chica que sufrida dice: "ay el 28 me queda giganteee, ¿mami me pasas un jean 26??"
Lo feo: que a partir de cierta edad, la pérdida de peso va asociada, lamentablemente, a la ley de gravedad. Ches!

Lo bueno de salir de la ciudad un fin de semana y entregarse al mar, los placeres del mar: quedarse dormido arrullado por las olas.
Lo malo: despertarse hecho un camarón o peor aún, con la quemada de Kiko (osea, te quemaste con los lentes puestos).
Lo feo: los niños que corren a tu lado y te llenan de arena, los bebes a los que dejan abandonados bajo el sol y lloran porque les queman los pies, la gente que deja su basura, la celulitis, la ausencia de chicos guapísimos o con cuerpos de campeonato, escuchar (un poco por casualidad y otro poco porque eres un sapazo) las aventuras sexuales de la noche anterior que con tantísimo detalle relatan tus compañeros de playa, sombrilla o toalla.

Lo bueno de hacerse viejo: de algún modo, muy pendex, acumulas experiencia, poquita, pero alguito.
Lo malo: eso ya lo sabes: las arrugas, las canas y ver cómo acumulas factores de riesgo para enfermedades que antes veías como imposibles.
Lo feo: empezar a pensar en cosas muy aburridas y de adultos como hipotecas, seguros de vida y otras sandeces.

Lo bueno de ser hija única: todo para mi, todo-todo-todo (a lo daniela romo con vestido, plumas y paso de baile con saltito).
Lo malo: ¿compartir? ¿eso con qué se come?
Lo feo: llegado un momento, debes plantearte cómo será el futuro de tus padres.
Lo bueno de no hacer nada los domingos: sientes que el día pasa despaciiito y se transforma en una pequeñísima vacación.
Lo malo: cuando alguien interrumpe tu despanzurre e inactividad.
Lo feo: que al día siguiente, fuck!, es lunes otra vez.

6 comments:

Imberbe_Muchacho said...

jajaja, algo me decia que eras hija unica...

menchis said...

Imberbe: lo voy a tomar como un halago. ¿?

Anonymous said...

jajaja uy menchis eso no me sono a halago jajaja.
a ver yo te digo algo
lo bueno de ser estudiante again es que tienes muchos dias que te suenan a primavera
lo malo es no tener suficiente dinero para comprar todo lo q te descuentan por ser estudiante
lo feo es saber q cuando acaben esos estudios regresaras a la oh triste sector de los pea
mili

menchis said...

Primis: Ser única siempre será un halago. Oye pero tú no solo eres estudiante en primavera ¡estás en Madrid, joder! (nos pushimosh eshpañolishimosh) y a poquisimas horas de ver ciudades hermosas y claro, chicos hermosos que por estas tierras andan cada vez más escasos.

kara::kara said...

los domingos quisiera pasar todo el dia en pijama pero segurito que luego tendría que ponerme vestido de fiesta o unos jeans para dormir.

NO A LA MODERACIÓN DE COMENTARIOSSSS!!!
En otras noticias Melcochita irá al cambio de mando estadounidense,ayyyyy

menchis said...

Kara: Mejor te pones un vestido de luces y cantas la de Isabel Pantoja.