Friday, January 02, 2009

En defensa de la televisión, la rascada de panza y otros males

Yo sé que hay mucha gente que no ve televisión. Que me dice que es una pérdida de tiempo o que no hay nada que ver. Que prefiere leer, salir a pasear o dormir antes que ver televisión. Yo respeto su punto de vista porque a veces, solo a veces, trato de ser tolerante con el resto, pero ayer he agradecido a diosito o lo que se le asemeje por dejarme ver cosas tan lindas en la tele y por tantas horas.

Para empezar, vi dos documentales cheverolazas de VH1 (de la serie 7 years of rock). Uno trataba de Nirvana y el otro del Brit Pop (que no tiene que ver con alguna orientación sexual, por sia). El de Nirvana incluía declaraciones de Michael Stipe (cantante de R.E.M. y pata de Kurt Cobain, por si no lo sabías), una entrevista de Kurt en la que sale drogado, muchos conciertos de sus primeros años y termina con la versión tan genial de "Where did you sleep last night?", que Nirvana tocó en un escenario que parece un funeral y que te aprieta el corazón de una manera soberanamente jodida, casi casi como cuando te toman la presión y sientes que el brazo te va a estallar de lo mucho que lo ajustan.

Tengo que confesar mi fijación por Kurt, la misma que me ha llevado a leer su biografía impresa en letra chiquitita y a sentir un especial cariño por aquellos chicos churros, pero malaspectosos, cochinones y con chompitas verdes un poco raídas. Después de ver este documental, no puedo menos que seguir queriendo a Kut por haberme dado tan buenas canciones que me hicieron sentir que estaba bien gritar, saltear y patear de vez en vez.

El siguiente documental, así juntito nomás, trató del Brit Pop y disfruté con los malcriadazos de Oasis que de cada tres palabras que pronuncian, 2 son fuck; de un cantante (no recuerdo de qué grupo) que decía, enojadísimo, que "Wonderwall" era una gran canción y (lo decía con tanta furia que pensé que iba a vomitar verde) que él debió escribirla. Escuchar esas canciones con ese acento me transportó a una etapa muy feliz de mi vida, en la que mis verbos favoritos empezaban con "b" (bailar, beber, brindar y besar).

Calculo que serían las 3 de la mañana cuando presa de tanta emoción me puse a ver el documental Shadow in the moon que trata sobre los viajes a la luna. "Uy que monguedad", podrás pensar, pero nada más falso. ¿Alguna vez te has puesto a pensar que diantres sintió Neil Armstrong cuando pisó la luna o cómo se sintieron esos astronautas que no pudieron llegar a la luna porque estaban en peligro y solo la vieron desde su ventana? Todos los astronautas eran viejitos y uno contó que apenas bajó de su nave (¿se le dice nave?) hizo la pichi. Osea, no se hizo la pichi de la emoción, simplemente hizo pichi. Otro contaba que el planeta Tierra era el más bonito del universo (¡calla paterazo!) y otro decía que eso de viajar a la luna era para él su chamba y nada más.

Luego del documental, más reflexión. Reflexión madrugadora para más señas. Pensé en que probablemente mi generación ya no verá grandes acontecimientos por la tele.Recuerdo haber visto la caída del muro de Berlín, el rescate de los rehenes en la casa del embajador de Japón, el atentado (o mejor dicho, las imágenes post atentado) en la calle Tarata, el ataque de las torres gemelas o desastres naturales horribles como el Katrina, el tsunami que barrió con Indonesia o el terremoto de Pisco.

¿Qué acontecimiento maravilloso y que no me deje con ganas de arrojarme por una ventana podría ver en la tele durante los próximos años? No creo, y no es por nostalgia ni nada, que haya algo más cheverísimo que ver a un hombre pisar la luna. ¿O sí? Tal vez ver a unos extraterrestres llegar a la Plaza de Armas, bailar chachachá haciendo trencito mientras reparten dinero a quien se lo pida. Sí, tal vez eso.

4 comments:

Anonymous said...

pos si primis admito no ser fan de l atele ahora mas bien son fan de las series colgadas en paginas web, de los blogs y de ver mas paginas web...ojala podemos ver como el hombre pisa martes no? porq eso de mirar tanta cosa mala..poss no es
guay!

Imberbe_Muchacho said...

yo vi eso de 7 ages of rock, he visto el de Nirvan, el de Heavy metal y el de Punk...tambien he visto Rock of love I y II, Charm School y Americas Smartest Next Top Model, todos esos programas de VH1 son la cagada...lo maximo VH1 y me falta por ver muchas horas mas
Tu verias un canal que se dedique exclusivamente a las peleas? de todo tipo (Vale todo, muay thai, jiu jitus, judo) verias o no? estoy haciendo una encuestas

Si los marcianos regalan plata, toienes que pasar la voz pes, pa unirme en wan a su causa

menchis said...

Primis! Je, genial eso de los marcianos que pisan martes y no jueves. Eres de lo mejor primasa!

Imberbe: Ver un canal de peleas? En realidad nop. Prefiero ver peleas en vivo y en directo, mejor si es algo así como un Club de la Pelea. Pero en la tele, nek.

chica said...

Yo ayer vi la historia de la Barbie... mostrísimo! El dato curioso: así como Bárbara era la hija de la creadora de la muñeca, Ken era el hijo... quién sufría por el pequeño tamaño de "paquete" que le pusieron al original. También hay Barbies para adultos, con lencería provocadora y cara de facinerosas, y está prohibido exhibirlas en estantes.