Saturday, November 08, 2008

No me den un arma
Yo que pensaba que ya había superado mis problemas de socialización hasta que tuve una de esas experiencias. Sip. Menchis podrá parecer una persona muy dulce, muy educada, muy confiable, pero en realidad si la dejan sola y le dieran libre acceso a las armas, pues podría matar a varias personas. Eso lo pude comprobar esta semana cuando estuve recluía por tres días en una capacitación de liderazgo. Tan solo nombre ya es espeluznante.
Nos hablaban de la importancia de tener un plan de vida. Nos decían que podíamos ser los líderes que siempre soñamos ser. Nos machacaban una y otra vez que el curso al que nos habían enviado nuestros jefes había representado una gran inversión para la empresa. Luego, cada dos horas, nos ofrecían comida. Nos ponían frente a tortas, no porciones, no pedacitos, nop. Tortas enteras para que acabáramos con ellas. También miles de gaseosas, aguas, cafés, infusiones varias y minibocaditos.
Cuando yo sonreía (con esa sonrisa nerviosa y gentil que pongo cuando no quiero decir: “Vete a la mierda”) ante las invitaciones de tortas y decía: “No, gracias”, una señora me respondíaa: “Come porque ya todo está pagado”. ¿Eso es descortés o qué?
Y bueno, la verdad es que yo nunca he soñado con ser un líder. He soñado con ser una rolling stone (ver post anteriores), pero ese sueño está bien lejos de convertirse en realidad pues mi maltrecho cuerpo no aguantaría ni medio día de los Rolling Stones. También de chiquita soñaba con ser bombera (osea apagar incendios) y una época creí que podría hacer películas y soñaba con ser directora de cine. Pero líder nunca he soñado ser y el día que quiera serlo probablemente esté en el Larco Herrera fumando puchos hasta tener los dedos amarillos, los dientes amarillos y la conciencia amarilla. Por cierto, ¿por qué fuman tanto los locos?
En este curso de liderazgo había un chico que me daba miedo porque cuando le preguntaron en qué momento de su vida estaba (ojo con la pregunta), él respondió que estaba en un proceso de mejoramiento pues quería ser el mejor en todo. El mejor hijo, el mejor novio, el mejor trabajador. ¿Mejoramiento? Osea, los programas de computación se mejoran. Las pistas en las avenidas se mejoran. Uno mejora su sazón al cocinar. ¿Pero puede haber alguien en el mundo que un día se despierte y diga: “Oh, creo que debo mejorar como persona”?
También había una chica que tenía el pelo pintado de rubio y usaba pantalones muy apretados y zapatos de taco y decía que era importante integrarnos.
Y había una señora que debe ser de las que se pelean con los señores que trabajan en Metro o Wong porque no le cortaron “como se debe” el jamón o el queso. Hay señoras así, yo he visto. La señora era enérgica al hablar y opinar, siempre tomaba notas y tenía una opinión para casi todo.
Había además un señor que estaba molesto porque solo había traído ternos al curso y no le habían avisado que había actividades deportivas por realizar.
A veces pensaba que todo era parte de un experimento social o una cámara escondida. Pero cuando me di cuenta que algunos de los participantes pensaban que el curso que estaban llevando realmente les iba a cambiar la vida pensé en dónde había dejado mi chicharra paralizadora para congelar el tiempo y poder huir de ese lugar sin que nadie se diera cuenta. También pensé en golpearme la cabeza contra la pared varias veces. Luego me tranquilicé y recordé que, como dice la canción, todo tiene su final y en algún momento el curso acabaría, yo estaría otra vez en mi casa acompañada de la Ñanga y tomando coca cola mientras buscábamos algo que ver en la tele. Era solo cuestión de paciencia.

5 comments:

chica said...

“Come porque ya todo está pagado”
Ohhh!! veo que a todas las encerronas para futuros líderes desta su empresa capacitadora, va la misma gente de recursos humanos. De lo que nadie habla es de las secuelas... como la vez que soñé que esta tía era el conejito de duracell, y caminaba toda caderona como es ella, golpeando el fondo de una olla con su cucharón y gritando "comeee porque ya todo está pagaaaaado"... yo creo que esa noche me habían invitado un cigarrito feliz, como dice mi amiga Ana, pero de todas maneras culpo a la organización.

menchis said...

Chica: oh las secuelas! hoy llegué y me encontré con un mail que daba cuenta de la creación de una ruta (no en la carretera, ruta en el sistema informático) a la que acceder para colgar fotos de los gratos momentos que pasamos durante la capacitación. Encontré el correo hoy en la mañana y siendo las 3 y 25 pm veo que los correos siguen llegando. Dichos mails también hablan de la unión y la integración y a mí todo me suena a mi clase de Mate 1 en la universidad. Clase que, dicho sea de paso, nunca entendí.

The Niezen Family: said...

Curso de liderazgo = Metodo que se usa para dejar de ser la punta inferior de la evolucion y pasar a ser un ejemplo de como manejar a un grupo de idiotas dispuestos a creer que, aplicando una serie de tacticas pre-fabricadas, se puede alcanzar no solo el escalafón siguiente, sino ademas la excelencia en querer mandar arbitrariamente al resto sin respetar su experiencia y posible sabiduría. Felizmente asitiste...sino lo hubieras ignorado para siempre...como yo.
Y la ignorancia se disfraza de lo que deseamos entender...si me entiendes claro.
No pues...claro que me entiendes

Imberbe_Muchacho said...

y al final que? mejoraste?

menchis said...

Imberbe Muchacho: Bien dificil que mejore. Así desmejoradita estoy bien.