Wednesday, October 01, 2008

Los aviones
1. Una mujer que se refiere a su esposo como "el hijo de puta" realmente lo debe odiar. Pero a muerte. La mujer está sentada detrás de mi y está hablando por teléfono, esperando a que el avión se llene, se prepare a despegar y le prohiban usar su celular. Yo, que estoy aburrida, escucho a la mujer hablar con:
a) su hija.
b) la empleada del hogar.
c) la mejor amiga.
Es precisamente a esta (según mi febril imaginación) a quien le cuenta que su marido, por esas cosas locas que hacen las aerolíneas, ha sido invitado a pasar a Clase Ejecutiva. La mujer está muy enojada porque el marido dijo: "ah chévere". Y se fue directo a Clase Ejecutiva y la dejó a ella en Clase Misia, perdón, Clase Económica. La mujer dice "claro, el hijo de puta está en Ejecutiva y yo aquí". No le veo el rostro a la mujer pero supongo que cuando ha dicho "aquí" se le ha torcido un poco la boca. Yo estoy contenta de viajar, de estar en el avión que me llevará a mi casa y más contenta aún porque el avión está vacío y tengo una fila solita para mí.
Al rato llega el marido de la señora. El hijo de puta, para mayores señas. El hijo de puta se acerca con un wisky en la mano (eso sí me parece bien de hijo de puta, cualquiera trae dos) y se sienta al lado de la mujer a quien llama "amor". "Amor, ¿quieres un poquito?", le dice. La mujer le responde: "Lo que yo quiero es pasarme a clase ejecutiva". El hombre responde: "Anda, pues". La mujer se para, saca su maletincito Louis vuitton (se me hace que bambeado) del compartimento para equipaje de mano y se va derecho a Clase Ejecutiva. La hostess la detiene y le dice: "sí???". La señora quiere colarse como sea a ese paraíso de sillones grandotes llamado Clase Ejecutiva y la hostess, como los vips en las discotecas, no la deja pasar. Qué rara es la gente. Mientras tanto, el hombre se pide el tercer o cuarto wisky, se pone los audífonos y ríe a rabiar
con la mala película que están pasando.

2. En otro avión, en otro momento. Un hombre oriental (no sé si chino, japonés, taiwanés, hongkonés) se ha sentado a mi lado y saca su laptop. La enciende. Veo su teclado lleno de caracteres extraños y maravillosos. Veo su pantalla y como diría la novia chillona de Chandler en Friends: Oh My God! La imagen de su salvapantallas es... es.... es un maldito perro pekinés sentado sobre una bicicleta. Pero no es una foto "artística". Es una foto tomada así a la que chu y supongo que se trata de la mascota del señor oriental que teclea rapidísimo y en la pantalla aparecen estos caracteres que parecen arañas aplastadas entre sí. Creo que le está mandando un correo a su mascota. "Hola Toby", me parece leer.

3. Ahora yo debo ser la hija de puta (mami esto no tiene q ver contigo por sia) pues la hostess me invita a pasar a Clase Ejecutiva. El señor que me atenderá durante el viaje se llama Elmer y me dice con sonrisa congelada que será un placer (¿?) atenderme durante el viaje. El señor me recita el menú del día y me pregunta qué quiero beber. Quisiera beberme un chopp enterito de cusqueña, ¿se podrá? No le revelo mis deseos a Elmer porque seguro se paltea. Elmer camina delicadamente, casi como flotando y va y viene de ese minísculo lugar llamado Clase Ejecutiva. Siento que si se me chorrea un poco de aderezo sobre la ropa Elmer aparecerá de la nada y me limpiará. Elmer me pone nerviosa porque cuando la gente es muy amable me provoca esa sensación. Como diría mi mamita "me da qué hacer".

8 comments:

Percy said...

Graciosísimo tu post. A mí me faltarían huevos para hacer lo que hizo ese hijo... mi enamorado probablemente me sacaría la shit en pleno vuelo jaja.

Raul Omar said...

y que opinas tu del tipo? mejor dicho, si tu novio/esposo/amante/etc se fuese a Clase Ejecutiva y te dejase a ti en la normal, que pasaria al momento de aterrizar? (ojo, es una curiosidad, no un cuestionamiento).. muy bueno tu post.. me gusto mucho.. yo tengo un par de experiencias en los aviones, en ambos casos mi tolerancia se puso a prueba.. una con un tipo nervioso a viajar y otra regresando de Cusco (discoteca-hotel-aeropuerto) sin dormir y una sra al lado pgtandome todo acerca de Lima como si yo la hubiese construido..

anyway. suerte la prox vez que viajes =)

Anonymous said...

jajaja GRACIAS PRIMIS...te juro que me he tenido que aguantar la risa en plena clase donde tengo la laptop con disque la pag web q el profe nos recomienda...que placer q es leerte mujer!!!milio

menchis said...

raul omar: que haría si a él lo mandan a ejecutiva? pues le diría que me traiga wisky a cada rato, je.

primis: leeme y disfrútame! (que raro sonó eso)

chica said...

Y has visto que nadie pide botellita vino en la fila hasta que uno se anima? Luego, no hay quien los pare.

Cosos de los aviones...

menchis said...

chica: viva el vino gratis en los aviones! a mí me gustan las bandejitas en que te dan la comida, los cubiertitos a punto de romperse, los envases chiquitos de la mantequilla y aderezo, ese mundo en miniatura y medio feo también que es la comida en los aviones.

kara::kara said...

¬¬ moderacion de comentarios!!! buuuu buuuu!!! y encima ayer te fuiste!!! faltosasa!!!

T_T

el chino y su perro xD noooooooo
y encima le escribio una cartaaaaaa
por quéeeeeeeee

menchis said...

kara: viva la censura jua jua jua (risa maquiavélica de brujilda)... me fui porque tengo la cochera con toque de queda, pero queda (queda que poco quedaaaa) pendiente una reunión alcohólica.