Monday, September 29, 2008

El gerente se fue de vaca
Qué cosas raras hace la gente cuando está de vacaciones: se toma fotos con desconocidos que nunca más volverá a ver, mantiene larguísimas conversaciones tratando de explicar cómo es el Perú o por qué el cebiche es tan rico o el fenómeno de la cumbia. Tiempo perdido inútilmente. Tiempo que podría disfrutarse bailando, tomando sol o empachándose de comida no tan rica, pero comida gratis y abundante al fin y al cabo.
Ahí están los jubilados con su ropita todita nueva para la ocasión. Si se van a la nieve, tienen el equipo completo para esquiar. Si se van a la selva de excursión, traen el mejor repelente del mundo y los pantalones antimosquitos de la NASA. Si se van a tostar como iguanas bajo el sol, tienen siempre a la mano toallitas refrescantes y bebidas rehidratantes.
Ahí están las alemanas en topless, los ingleses en tanga con la piel tan blanca que se le traslucen las venas y de pronto te acuerdas del pollo crudo que tenías en la refri y sabes que nunca más en tu vida comerás pollo.
Ahí están las gringas y gringos locos, chiquillos en spring break que quieren aprender los ritmos latinos de moda y se mueven como Elaine en Seinfield (en uno de los mejores capítulos de la serie). Verlos bailar no da risa. Paltea.
Ahí están las coreografías grupales, los tours (qué raros son no?), los cambios de moneda y esa sensación de que estás gastando una millonada por unos aretes típicos y las palabras que no se entienden a pesar de pertenecer al mismo idioma.
Qué cosas raras inventa la gente que está de vacaciones. Puedes decir que tienes dos hijos esperándote en casa, que te acabas de divorciar, que huyes de un esposo obsesivo a lo Durmiendo con el Enemigo. Puedes sufrir todo eso junto. Puedes decir también que eres una princesa inca, que tu papá es el zar antidrogas y demás metidas de dedo. Puedes hacer lo que te de la gana y luego, como quien no quiere la cosa, bucear en Youtube hasta encontrar el videito delator de tus vacaciones.

2 comments:

Raul Omar said...

y los cientos de emails escritos en los pedazos de papel menos imaginados en una sociedad moderna; el papel higienico no cuenta porque eso es normal.. pero escribir el email de alguien en una hoja de alguna planta (fumable seguramente) y guardarla en tu billetera por meses sin dignarte a escribir.. como que es mucho no?

solo una curiosidad.. como explicaste el fenomeno cumbia? (no vale mencionar al Tongo :D)

menchis said...

el fenomeno cumbia... je, nada, como siempre, inventé algo.