Wednesday, May 09, 2007

¿Y ahora?
Aún no me acostumbro a usar el anillo ("el anillo carcelero", como dice la canción) que reafirma mi nuevo estado civil. Tampoco me acostumbro a decirle "esposo" a la Ñanga y me crispo cuando me dicen "señora de...". (a lo mucho señora del destino, mi telenovela favorita). Generalmente me lo dicen en broma, pero igual no me gusta.
El otro día me pasó algo gracioso. Una amiga me llama y me pregunta si la puedo acompañar en su sábado de belleza (peluquería, shopping, hueveo). "Por supuesto", le respondo y escucho una voz al fondo (su mami) que le dice: "Oye, no dispongas así de su tiempo. Ahora ella es casada". Esteeee, ¿cómo dice que dijo? ¿qué quiso decir esa voz de fondo? Me perturbé tanto que me despeiné (cosa difícil en estos días).
Ya en la noche, me encontré nuevamente con esta amiga y otros amiguetes más en una celebración cumpleañera. Fui solita porque la Ñanga quería ver al Faraón de la Salsa, a Oscar D´Leon pues (¿Qué?¿todavía está vivo? fue el cruel, pero realista comentario de una amiga). Le digo a un amiguete que me acompañe a tomar mi taxi pues ya debía partir. Y este me responde: "¿Queeeé?¿tan temprano?Ay, no te ha acentado el matrimonio. Antes..." y empieza a decirme que antes era más divertida, que ahora, soy aburrida. ¿Ahora cuándo, una semana después de haber firmado el acta? Oe hazte ver...
Y hoy en la clase de natación, le comento a mi profesor que me dolía el lado derecho del abdomen. Me pregunta si he comido algo en la mañana. "Nop", respondo. "¿Y anoche?". "Anoche tampoco", le digo. "Ah, entonces te han aplastado en la noche" y termina su frase con una pícara sonrisa. Resulta pues que dicho profesor, usualmente buena gente y encantador, desde que se enteró que me había casado, demuestra un extraño interés por saber de mi vida (me parece que quiere detalles de mi vida íntima, en suma, quiere saber mi frecuencia de tires). El profe me cuenta que se ha casado hace ocho meses, que qué lindo es el amor y demás sandeces. Creo que por el comentario que me hizo (eso de "te aplastaron") el profe supone que ahora mi vida sexual es mucho más intensa que antes. ¿Y eso por qué?
En fin. Cada loco con su tema. Las cosas en casa, felizmente, siguen su natural y divertido curso. Como dice mi madre: paciencia y buen humor.

1 comment:

Mónica Arrese said...

Usas anillo??? y
Te aplastaron??, qué fuerte. Asi son los matrimonios, pe'. Felicitaciones!!!! Y sigue dándole a la pluma...