Tuesday, March 06, 2007



He creado a un monstruo
Soy culpable. No puedo negarlo. He creado a un monstruo: al fan kitschretrobasura. El querido amigo Papadón (con cariño, ya tú sabes) ha sucumbido ante el ataque kitschretrobasura. Pero vayamos por partes, como dijo Jack.
Admito con orgullo que la música antigua me gusta muchísimo más que la que suena en la radio como parte de los rankings tops (toptoptoptop). Y eso desde siempre, antes de que los 80 se pusieran de moda o que bailar YMCA en una boda fuera un ritual. Encima, luego llegó La Inolvidable y sus horas del lonchecito con lonchecito, luego las maratones de videos retrobasura (con el amigo Zárate antes conocido como “el antiguo” y hoy llamado “el moderno”) y etc. Es más, la música “moderna” solo la conozco por el amigo Osquitar, porque voy a su escritorio y le digo: “Dame un disco, chocherita”, a lo que él responde: “Como qué?” y ahí viene los pedidos:
- Un disco para lunes
- Un disco para cantar lalala
- Un disco sin letra
- Un disco boni o “algo boni”
Gracias a él he conocido grupos que no me hacen quedar (ante el resto de amigos y gente) como la tía que vive y goza dentro de mi. Gracias chocherita.
Pero aparte de los discos que me pasa chocherita, tengo pues esta maldita afición por la música antigua. Afición que, solapadamente o dictatorialmente, he tratado de inculcar en mis amigos. Felizmente casi todos se han resistido, casi.
Hasta que… como dice Juan Gabriel… Hasta que llegó Halloween Kitsch en aquella simpática discoteca santiaguina (en santiago de chile pe). Era 31 de octubre y, en el departamento que invadimos (léase donde nos alojamos), improvisamos algunos inocentes disfraces con lo que pudimos y teníamos a mano. Ahí estaban las máscaras del Mercado Central y unos polos raros. Luego de transformarnos (transformers) nos fuimos (nos llevaron en realidad) hasta la discoteca en cuestión.
En dicha discoteca se celebraba un tono kitsch. En el flyer lo advertían: la música que ahí tocarían representaría la escoria musical más querida, ahí estarían las toneritas de siempre, thriller de Michael Jackson (había que preparar coreografía por siaca), los saltitos de las Flans, Chayanne (con los éxitos que tanto le gustan a Ollanta Humala), Yuri, Rafaella Carrá y la irrupción en vivo de Elvis Presley, Celia Cruz y quien se atreviera. Además, claro, había concurso de disfraces.
La música empezó a hacer efecto. Garibaldi, New Kids On The Block y demás joyitas. En eso, Camilo Sesto entonó “Siempre me voy a enamorar de quien de mi no se enamoraaaa” y la fiebre se desató. Algo se encendió (supongo que el chip “i love retrobasura” que todos llevamos dentro) y quedamos marcados para siempre. Ya nada volvió a ser como antes.
Ahora el chip se ha apropiado de Papadón. El sábado llegó a visitarme con un disco diabólico entre sus manitas. Es diabólico pues apenas lo puso, empezamos a gritar “noooo, esa canción me hace acordar a:
- cuando tenía 9 años y veía “Viva el sábado”
- mis años de educación secundaria
- mis primeras chupetas universitarias
- el programa “hit” de canal 9
- mi primera decepción y mi primera ilusión (aaah q romántico, misma gordita de Carrusel de niños un carrusel de amooor)
- mi primer cachetadón (el que di, no el que recibí, pues ese sería motivo de denuncia)
- los quinceañeros
- los pasitos yeye
- las fiestitas inocentes y las no tan inocentes
- el primer y el último ron de mi vida
- etc etc
Papadón me confiesa que ahora no puede dejar de bajar y recolectar música de este estilo y ya va más de 200. “Me he vuelto un adicto” me confiesa y yo solo lo encomiendo (a los santitos yeye), y claro, también lo invito a mis horas del lonchecito. Bienvenido al club.

6 comments:

Vivixpe said...

amiga, ese bicho retro anacronico desde tu cumpleaños Nº 25 con piñata y Hola Yola (Vamos a ver a la chica de la Tele)... no te acuerdas q en época de facultad se nos dio x cantar Don Diablo se ha escapado, tú no sabes la que ha armado a Emilio-te-queremos?
No mencionas el clásico de los clásicos: como una gatita llegaré maullando en tu balcón, miau-miau... pata con patita, cola al viento...

menchis said...

mal bicho!

notescucho said...

Aquí papadón... dejaremos que mi identidad prosiga oculta bajo este apelativo peyorativo y a la vez cariñoso o estimoso, pero que para hacer justicia de mi estado fisico actual no merezco. Aclarado esto, esbozaré un no tan breve comentario sobre lo publicado en este blog tan "boni" como lo autocalificaría su creadora-dora-dorita.

Mi ser no puede permanecer con vida mucho tiempo en este mundo tragicómico... sin música. eso lo saben los que me conocen. Musica que traté y trato sea buena, (por lo menos para mi)trato de buscar diferentes tipos, generos, combinaciones hasta hibridos musicales ke renueven este arte maravilloso (a todo lo escrito hasta ahora poor siaca soy bien hombre).siempre me he caraterizado por tener gustos no comvencionales (obviamente aparte de los gustos promedio con los k disfruto de veladas interesantisimas con mis amistades-amigos), pero como dice la dueña y conductora de este espacio "boni", quedé atrapado por esta nueva cultura Kitsch (para nosotros nueva), este síndrome llamado Retrobasura que despierta los más oscuros y retorcidos gustillos o recuerdos de épocas pasadas que según la verborrea popular fueron mejores.. yo no sé...
Es cierto que este fenomeno kItsch, se ha apoderado de mi, y no solo de mi sino de varios de mis amigotes y amigotas (repito soy 100% hombre). tan solo basta citar los días viernes y sabado pasados para dar fe de que la locura y el desenfreno se apoderan de las mentes al poner play en ese aparatito estereofonico-diabólico ke komo alguna vez lei por ahí, suelta esperpentos sonoros, refritos malévolos de antaño que ahora resultan refrescados y que hasta llegan a tener connotaciones positivas en nuestras memorias al reaccionar mecanicamente diciendo... UYY ESA CANCIOOOONN.. A LA MIER....y tocarse la frente sudorosa una y otra vez para expresar la nostalgia de los años vividos que no volveran y de las miles de anécdotas que encerramos en nuestro inconsciente musicalizados por esta pegajosa y fosforescente musica!

Se que esta "retrobasura" no es más que nuestra "Hora del Lonchesito", adelantada por cierto, y que pues es un fenomeno normal en personas que llegan a cierta edad y ya pueden orinarse a de emociones a base de recuerdos (suena feo pero ya hemos caminado cierto trecho..asi es).
tambien se que si bien aquí somos pocos los que ya hemos sucumbido ante tremenda licuadora sonoro-mental, esta onda vendrá con fuerza y se apoderará de las melancolías de la gente de nuestra edad. Lima espera jorobada como siempre, la legada de este aluvión "maligno".
Yo se que será toda una moda..mas.. suena a refrito pero sera así. ya se vive en oytras ciudades de nuestro lado del continente y vendra aquí para colorear nuestros monócromos días limeños...hasta una nueva stoneada.. chau!

menchis said...

querido papadon (mantengamos la identidad secreta)... no sabia que escribias tan boni... jo!
coincido contigo en que el arte está hecho para hacernos la vida menos gris.
deberiamos hacer nuestra propia Inolvidable o Felicidad. estamos perdiendo plata chocherin. Y gracias pq tu, al igual que chocherita, me ponen al dia (oe q?!!), digo, en cuestiones musicales modernas.

Anonymous said...

oe chocherrita, ya me parecía terrible el corito de a dos que hacías con zárate con sus gatos tristes y azules, tus fresas salvajes y todas esas paparuladas para que ahora encima arrastes a "papadón"!!
yo, la chica quemada de las investigaciones fetichistas protesto, sí protesto!!!

menchis said...

estimada investigadora: no me comprendes mendeszzzzz