Friday, February 23, 2007



Me he encontrado una lámpara maravillosa y quiero (además de muchos deseos):
- Tener una banda de pop y poder cantar "uuaa" o "dub dub" .
- Que me crezca el pelo rapidito.
- Tener un perro y llamarlo Octavio.
- Que mi sobrino Nicolás viva en Lima para poder malcriarlo y hacerle peinados punk.
- Ir a Nueva York y bailar salsa.
- Ver todas las películas maravillosas del mundo.
- Tener un "artbot".
- Poder hacer los 200 metros libres (sin parar) que nos ordena el profesor de natación todas las mañanas.
- Mecharme con desconocidos (Siguen abiertas las inscripciones para formar el Fight Club).
- Cruzarme con Moby en un supermercado.
- Ir a Marruecos con la Ñanga.

Por siaca, señor genio de la lámpara maravillosa, yo no quiero (no se vaya a equivocar, por favor)
- Decir "mi esposito".
- Dejar de sorprenderme con lo que veo en la calle, lo que leo, lo que miro.
- Tener tan mal humor en las mañanas.
- Convertirme en esas tías que odio o en una señora que hace movilidad con su buzo "térmico".
- Ser tan mandoncita.
- Sentir saudade.
- Pelearme con la gente en los cines.
- Decir "vecina" o "comadre" o "colega".
- Que si algún día tengo hijos, que estos les llamen "tíos" a mis amigos. Que los llamen por sus nombres, como todo el mundo.
- Dejar de perder el tiempo como lo hago con internet.
- Cruzarme con Laura Bozzo en la calle.
- Ir a Miami (aunque me gustaría que Will Smith me diga "Welcome to Miami").
Señor de la lámpara maravillosa, una cosita más. Por favor, no me vaya a jugar una broma y hacerme estas cosas sin que me de cuenta:
- Trencitas chiquitas en el pelo tipo Stevie Wonder o Bo Derek en "10, la Mujer Perfecta"
- Uñas acrílicas
- Maquillaje permanente
Ya lo sabe señor genio. Espero que lo tenga en cuenta.

Tuesday, February 13, 2007

Hablemos de amorsh

Ok. Todo el mundo dice que no le importa este día, que qué cursilería, que qué absurdo dedicar un día al amor y blabla yakiris bakiris. Lo que es cierto es que, siempre hay algo que decir o escribir o cantar o rajar sobre el amor. Hoy jugaba con un amigo melómano a enumerar las ¿peores? canciones sobre el amor. Del jueguito obtuve verdaderas joyitas. Decidimos dividirlas en géneros y subgéneros. Ahí van:

1) Cuando no tienes amor:
- Canciones de conquista: “yo seré, un héroe por ti, renunciaré a ser lo que fui” (Miguel Bosé)
- Canciones de confesión: “te amo, desde el primer momento en que te ví y hace tiempo te buscaba y ya te imaginaba así” (Franco De Vita) o “te quiero, te quiero, te quiero y no hago otra cosa que pensar en ti” (Hombres G)

2) Cuando tienes amor:
- Canciones sobre estar enamorado: “como yo te amo, convéncete, nadie te amará. Nadie, porque yo te amo con la fuerza de los mares” (Raphael)
- Canciones de reclamo amoroso: “yo no te pido la luna, solo te pido el momento” (Daniela Romo) o “juego de ajedrez, quererte tanto, qué difícil es tener tu amor” (Ricky Martin) o “llama por favor, estoy tan indefensa” (Alejandra Guzmán)

3) Cuando perdiste o nunca lo tuviste (al amor pe)
- Canciones sobre rompimiento: “que tengo el corazón, en carne viva, que yo no sé olvidar, como ella olvida” (Raphael) o “me va a extrañar y sentirá que no habrá vida después de mi, que no se puede vivir así” (Montaner)
- Canciones de obsesión o acoso amoroso: “every breath you take, every move you make, every single day, every night and day, i will watching you” (ya sabemos de quien)

4) Amores a la distancia
- “en Madrid está lloviendo y todo sigue como siempre, solamente que no estás y el tiempo pasa lentamente” (Alejandro Sanz, quien es – en palabras de un amigo- “el Puma de los 90”)
- “hola como estás, espero no del todo mal, aun no recibo la postal que prometiste el día en que te fuiste (The Sacados)

5) El primer amor
“Si esto no es amor, entonces que le digo a mi corazón, que por primera vez se equivocó” (H2O).

Pero hay excepciones y hay una que me gusta mucho y hoy la he escuchado, no sé por qué muchas veces. Es una que ablanda mi mal llamado corazón de piedra corazón (por favor, recordar aquella célebre presentación del exitazo ochenteno telenovelesco “Tú o nadie”, con Lucía Méndez sentada en su sillón de mimbre y el malcriado de Salvador Pineda haciendo del malvado Max). Es una que se llama "No me pidas que no sea un inconsciente" y bueno, si te parece cursi, es tu business (business son business).

No me pidas que no sangre, si aún el cuchillo no sacaste de mi
No me pidas que use cicatrizante
Dame dias, dame meses...
Si te busco en el agua de mi boca
si te veo en el fondo de mis ojos
no me pidas que no sea un inconsciente, si no dejo de quererte
Y si escribo otra estúpida canción de amor
Y si me gusta y le pongo melodía
Si te digo que es por vos, que me salía
No es mentira, aunque mienta fácilmente
No me pidas que no sea un inconsciente, si no dejo de quererte

****

Ya. Ahora puedes burlarte...Mira que pude poner "Juntos, café para dos, fumando un cigarrillo a media tra lalala"

Tuesday, February 06, 2007



Are you talking to me??
O tengo una cara muy común o tengo un clon diabólico que anda haciendo travesuras a mis espaldas o realmente soy igualita a Dora la exploradora, como dicen por ahí. Hoy en la mañana me reúno con una doctora y me dice: "Ay, yo te conozco ¿no?". Con amable sonrisa le respondo que no y sigue la reunión. Al terminar la conversa me vuelve a decir: "Pero te conozco ¿no?". "Je, no", le respondo y me voy y me olvido mi dni en la caseta de vigilancia. ¿Por qué esa manía de andar pidiendo documentos en todas partes? El jefe de mi novio se identifica como Miguel Maus (Miki para los amigos) ante los vigilantes y lo dejan pasar sin roche.
Salgo del edificio donde tenía la reunión y subo a un taxi. El taxista me mira y me dice: "Señorita, ¿ayer no le hice una carrera aquí mismo?". "No, señor", le respondo. "¿Está segura?Era una chica igualita a usted". Claro señor, me gusta mentir sobre mi identidad.
¿Y si realmente existiera mi clon?¿O si formo parte de un experimento científico y la doctora y el taxista y mucha gente más está jugando con mi mente? Como diría una amiga: "Amaaaaá!". Ya saben, esa chica borracha que a veces deambula por las calles los fines de semana y que se parece a mí, no soy yo. Esa chica que los insulta en la calle, les escupe y se va corriendo y que se parece a mí, tampoco soy yo. Estás advertido.

Friday, February 02, 2007






Auch Calamaro
Hace poco leí un post en el que una chica declaraba, duela a quien le duela, que sí pues, le gustaba Arjona.
A mí no me gusta Arjona y si pudiera lo torturaría al estilo Saw (película de sangre y violencia extrema que en nuestro país se tituló "Juego Macabro" y se prestó a desviaciones del tipo "Juego mascabro") porque ¡caramba! (ay caramba) a la música no se le puede hacer lo que él le hace. Es un crimen: esas letras cursis y esas rimas asquerosas. ¡Por Dios! tiene una canción en la que dice "también es mi primera vez, pondré el concierto de aranjuez" . No se pasen. En fin, tolerancia (¿y cómo me sé un pedazo de una letra de arjona.. bueno esa es otra historia)
Y es que, como me decía mi amá cuando era chiquiritita, "en gustos y colores, no han escrito los autores". Y si pues, hay gente que dice que no le gustó Kill Bill porque "estaba mal hecha" (haciendo referencia a las escenas estilo película kung fu o a la sangre que salpicaba de la pantalla o a las extremidades cortadas que despedían chorros y chorros de sangre de ketchup) o consideran que el arte de las combis (sus adornitos, sus frases escritas en la parte de atrás, sus dibujos de tetonas y cosas por el estilo) es "una huachafería, ay que asco". Tolerancia nomás pues. Imparcialidad. No hagas muecas, no te pelees con ellos. Sonríe y sigue adelante.
Pero yo no puedo ser tolerante o mostrar imparcialidad todo el tiempo. En especial cuando se meten con esos gustos que, por una u otra razón, se meten en la piel y dejan fuera la racionalidad. Nadie, pero nadie, se puede meter con Los Simpsons. Así tampoco nadie se puede meter con mi querido amigo Calamaro. Sí, Andrés para los patas, ese cantante argentino que se alucinó por tocar en una playa que se llamaba El Silencio, en un verano tan lejano como esa galaxia de esa película (esa, pues).
Tengo que confesarlo, yo soy fan de Calamaro. Fan en el sentido de que todo se lo perdono, que me alegro cuando se enamora, que me entristezco cuando le rompen el corazón, que no puedo decir: "esta canción está malasa" o "aquí desafinas muchacho". No. Me gusta y punto. Y hoy recibí de rebote su último disco (acompañado del comentario "este disco es una mierda"...ay mi corazoncito, ay ay). Y lo escucho cantar "Contigo aprendí" que es una canción bonita, sí bonita en el sentido romanticón y que más de una vez se ha hecho mierda en versiones para bodas. Y me conmuevo (tengo mi corazoncito, aunque algunos no lo crean), me conmuevo como cuando veía a mis abuelos tomándose de la mano mientras veían la tele o cuando se hacían bromas calladito y cómplices o cuando, como ayer, mi novio me despierta en la madrugada (sin ningún efecto alcohólico o alucinógeno de por medio) solo para decirme que me quiere. ¿Será que, como dicen las secretarias románticas de radioritmo, entramos al mes del amor y uno se pone así? Será el sereno.