Monday, January 15, 2007

Lunes otra vez
Hoy me quedé dos horas pegada a la cama por simple flojera. Algunos estudiosos podrían decir que es el inicio de una depresión. Me levanté, prendí la tele y las noticias daban cuenta de un paro de transportes. Mucha realidad, muy temprano. Sabía que debía levantarme, bañarme e ir a trabajar y lo único que hacía era decir: "Carajo, es lunes!".
Mi novio, mientras tanto, exhibía un buen humor envidiable. Se paró de cabeza sobre la cama y se reía. Yo, envidiosita, le dije: "Esa camisa que te has puesto está arrugada". Él se rió, trato de estirarla e intentó pararse otra vez de cabeza sobre la cama. Se despidió y se fue a la chamba. Ya había pasado una hora y yo seguía sin levantarme, con piyama y, lo admito, un poquito de malhumor.
Prolongué, todo lo que pude, mis rituales (ducha, sesión de cremas, preparación de desayuno) y decidí que era hora de cambiar la ropa de cama, reparar una puerta del armario y, por qué no, pintar las paredes del cuarto. Cogí la caja de herramientas y reparé la puerta. Ordené la ropa, fui a la lavandería, al banco, pero nada de ir a trabajar. Luego recordé que tenía una reunión a las once y claro, obvio, qué raro, me entró la neura: No voy a llegar a tiempo, no tengo qué ponerme, me van a botar, soy una irresponsable, mañana me levanto a las cinco de la mañana, etc.
Llegué a tiempo y un poquito agitada.
Ya es mediodía y pienso qué haré al salir del trabajo. ¿Acaso mi lado "soy la ama de casa perfecta" está tomando mi lado "qué chica responsable esta menchis"? ¿O debería ingerir más mate de coca? ¿o debería buscar un trabajo que haga que, cada mañana, me levante de la cama como un resorte, feliz, contenta de ir a mi centro de labores (je, que feo suena esto)? ¿Existe realmente un trabajo así, que me haga feliz? Mi viejo dice que sí, que él se divierte en su trabajo. Bien por él.

No comments: