Friday, June 23, 2006


¿Dislexia?
Una buena amiga me dijo, hace años ya, que ella sufría de dislexia.
- Anda, tú no eres disléxica. Nada que ver.
- Claro que sí. Toda la vida creí que el Banco de Crédito era el Banco de Cerdito.
- Sí sí cómo no.

Yo no comprendo qué es la dislexia exactamente: si es confundir letras, palabras y por tanto no entender lo que lees. Pero mi amiga es gran lectora y escribe lindos cuentos, así que no sé si ya dominó su dislexia (¿se domina?) o simplemente, como el patita de "Una mente brillante" ha decidido simplemente no hacerle caso.
Mi novio dice que es disléxico pero lo que yo creo es que ya quemó.
Ayer yo también confundí las letras y me pregunté: ¿Será que soy disléxica o que ya quemé o qué? Ayer tuve tres experiencias disléxicas. Ahí van:

1. Confundí "voce mail" con "vocé", la palabra portuguesa que quiere decir "tú" y hasta leí "voce tem mail" que quiere decir "tú tienes un correo"
2. Me llegó una invitación de Cristal (la chela) y yo leí Crisol (la librería)
3. Llegó un correo de una tal Karol Villar Gallo pero yo leí Karol Gordillo (que es el nombre de una amiga)

Le pregunté a mi amiga disléxica si debía preocuparme y me respondió lo siguiente:
"Bueno, debo decirte que sí pues. estás hasta el cien con tu dislexia, me haces la competencia total! o también puede ser que leas lo que se te da la gana, ayer en lugar de leer "valore", leí "lavoro" (...) puede tambien ser una falta de vitaminas, tu no sabes cómo te afectan las vitamins, son locazas)

Puede ser mi subconsciente que me juega malas pasadas, cansancio o que mis lentes ya fueron. ¿Y usted, qué opina?

Friday, June 02, 2006


Chica yeyé
El miércoles fui al concierto de Bajofondo Tangoclub, un colectivo musical formado por argentinos, uruguayos y mexicanos. Por esas cosas de la vida y la reventa, logré estar en primerísima fila. Nunca había estado en primera fila en un concierto, así que me gané. Mientras veía/escuchaba a los músicos pensaba en lo lindo que sería saber tocar un instrumento y tener mi banda de música. Mi novio sueña con tener una banda estilo Underground (la peli de Kusturica) que le haga la banda sonora de su vida. Él quisiera que un grupo de músicos (tal vez seis o siete) lo sigan por las calles y vayan tocando música según su estado de ánimo o lo que pasa. Así por ejemplo, si mi novio va apurado a trabajar, la banda iría con él hasta el paradero tocando música muy rapidita. Si en cambio, estuviéramos rumbo a un velorio, la banda (vestida de negro riguroso) tocaría una canción tristísima y si luego nos fuéramos de juerga, la banda se sacaría la ropa negra y se pondría algo menos tétrico y tocaría algo alegrete y vivaz.
Pero estaba en lo del concierto que ha sido uno de los más bonitos a los que he ido. Al final del espectáculo, la cosa se puso de lo más tonera y todos levántense de sus sillas y ¡danzad danzad malditos! Todo muy divertido hasta que mi compañero de concierto me indica que vea a esos yuppies de al lado. Supongo que estos señores creían que estaban bailando. Bueno, sí estaban bailando pero digamos que al verlos bailar, al toque sacabas su edad. Y es que el modo de bailar te delata, chocherita. Fíjate cómo bailan los base 3 casi llegando a 4. Tienen sus movimientos así ochenteros y solo les falta el cerquillo levantado con laca. Igual pasa cuando ves bailar a tus viejos. Osea, tienen sus vainas. Mi mamá por ejemplo baila muy bonito pero igual baila como señora. Y conozco a una señora que baila perreo pero como que no le sale eso del sandungueo natural.
Luego de observar a los yuppies, me sentí corta de bailar porque pensaba: ¿Y si luzco como los yuppies?¿Y si mis pasitos están desfasados? En eso veo a mi compañero de concierto que es asiduo de fiestas electrónicas y más jovencito que yo pero solo un poco más jovencito. Pensé: él debe bailar al estilo moderno. Y sí pues, bailaba moderno. Y yo no. Ches.